La experiencia no es lo que te sucede, sino lo que haces con lo que te sucede.
Aldoux Huxley.


No vemos las cosas tal como son, sino tal como somos.
El Talmud.


Es de importancia para quien desee encontrar una certeza en su investigación, el saber dudar a tiempo.
Aristóteles.


Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.
Albert Einstein.


Más grande que la conquista en batalla de mil veces mil hombres es la conquista de uno mismo.
Buda.


Un viaje de mil millas empieza con un paso.
Lao-tsé.


Haced lo que teméis y el temor morirá.
Jiddu Krishnamurti.


La mayor rémora de la vida es la espera del mañana y la pérdida del día de hoy.
Séneca.


Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a tí mismo.
Mahatma  Gandhi.


Nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo.
Jacques Rousseau.


El poder sobre  otros es debilidad disfrazada de fortaleza.
Eckhart Tolle.


Pon todo lo que eres en lo mínimo que hagas.
Fernando Fessoa.


Duele más de lo necesario lo que duele antes de tiempo. 
Séneca.


El que tiene fe en si mismo no necesita que los demás crean en él. 

Miguel de Unamuno.


Nuestros sueños pueden convertirse en realidad si los deseamos tanto como para ir tras ellos. 

Walt Disney.


El hombre que se levanta es aún más fuerte que el que no ha caído. 

Víktor Frankl.


No llores porque las cosas hayan terminado, sonríe porque han existido. 

L.E.Boudakian.


La vida es como una pieza teatral; no importa cuánto haya durado sino cuán bien haya sido representada. 
Séneca.


Quien empieza por sentirse capaz acaba por serlo. 
W.S.Stevens.


La vida es fácil si se vive un día, cada día, sin pensar en los ayeres ni afanarse por los mañanas. 
Og Mandino.


Los hombres que condenan es porque no comprenden. 
El Corán.


Me enseña a ser bueno el que me hace un bien. 
Eurípides.


No hagas que tu felicidad dependa de lo que no depende de ti. 
Epícteto.


No lo dudes, tu eres el principal protagonista de tu propia vida. 
Richard Bach.


Me parece que el secreto de la vida consiste simplemente en aceptarta tal cual es. 
San Juan de la Cruz.


Lo posible de lo imposible se mide por la voluntad del ser humano. 
(autor desconocido).


El verdadero amor no tiene nada que temer. 
San Pablo.


Nadie puede hacer que te sientas inferior sin tu consentimiento. 
Eleanor Roosevelt.


Uno se rinde ante la desesperación y cede a la aceptación. No debemos rendirnos, sólo ceder. 
Marcia Grad.


Aquel que tiene un porqué para vivir puede enfrentarse a todos los “cómos”. 

Fiedrich Nietzche.


Lo que hacemos por nosotros mismos muere con nosotros, lo que hacemos por los demás y por el mundo permanece y es inmortal. 
Albert Pine.


No puede impedirse el viento, pero pueden construirse molinos.
(proverbio holandés).


No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.
El Principito (Antoine de Saint Exupéry).


Lo que se resiste persiste, lo que se acepta se transforma.
(máxima budista).


La casualidad no es, ni puede ser más, que una causa ignorada de un efecto desconocido.
Voltaire.


El que puede cambiar sus pensamientos, puede cambiar su destino.
Stephen Crane.


La felicidad de la vida es saber que eres amado por ti mismo o, más exactamente, a pesar de ti mismo.
Víctor Hugo.


Sólo comprendemos completamente el milagro de la vida cuando permitimos que suceda lo inesperado.
Paulo Coelho.


Ignora el manantial que carga dentro, por eso el hombre blanco no es eterno.

Pedro Guerra.


Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.
Martin Luther King.


Puedo resumir en tres palabras lo que he aprendido de la vida: “sigue su curso”.
Robert Frost.


La totalidad está presente incluso en las piezas rotas.
Aldous Huxley.


La aceptación es una puerta mágica que se cierra a los problemas y se abre a las oportunidades.
Rafael Hernampérez.


Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad, y la energía atómica: la voluntad.
Albert Einstein.


Sólo piensa una cosa: ¿qué harías si no tuvieras miedo? ¡Y simplemente házlo!.


La duda es la herida de la mente en el alma.
Vicente Ferrer.


Las cadenas de las esclavitud sólo atan las manos: es la mente la que hace al hombre libre o esclavo.
Franz Grillparzer.


La humildad es acordarnos siempre de que estamos en equilibrio inestable al borde del abismo, donde nadan el sufrimiento, la locura y la muerte.

Louis Cattiaux.


Sólo existen dos días en el año en que no se puede hacer nada. Uno se llama ayer y otro mañana. Por lo tanto hoy es el día ideal para amar, crecer, hacer y principalmente vivir.

Dalai Lama.


Todo lo que somos es el resultado de lo que hemos pensado. Está fundado en nuestros pensamientos y está hecho de nuestros pensamientos.

Sidharta Gautama.


La curiosa paradoja es que cuando me acepto tal como soy, entonces puedo cambiar.

Carl Rogers.


Todo nuestro conocimiento tiene su principio en los sentimientos.

Leonardo Da Vinci.


Sólo en la medida en que nos exponemos a la aniquilación una y otra vez podemos hallar en nosotros aquello que es indestructible.

Pema Chödron.


Los seres humanos no nacen para siempre el día que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a si mismos una y otra vez.

Gabriel García Márquez.


Ahora: una palabra curiosa para expresar todo un mundo y toda una vida.

Ernest Hemingway.


Cuando te das cuenta de que tú no eras mar sino barco, disfrutas mucho más de las olas, su espuma, su olor.

María de Villota.


Para ver cierro los ojos.

Paul Gauguin.


Porque no es lo mismo que vivir, honrar la vida!

Mercedes Sosa.


La vida no es un problema para ser resuelto, es un misterio para ser vivido.

Anónimo.


































Frases citadas anteriormente